Skip to main content

Abogados de familia: qué son y principales funciones

By 29 febrero, 2024Mejor Comparo

Dentro de la jerarquía en la que se estructura la sociedad, la familia se conforma como el núcleo fundamental del desarrollo de las personas, donde se inician todo tipo de relaciones que afectan directamente al progreso personal y social. Si bien es cierto que, para muchos, el entorno familiar está configurado como una zona de confort a la que acudir en situaciones complejas, en muchas ocasiones las relaciones familiares pueden ser motivo de conflicto y disputas. Es en este contexto donde cobra protagonismo la figura del abogado de familia. 

Como ya sabemos, el Derecho es una disciplina que cuenta con numerosas ramas, siendo una de las más relevantes a nivel personal el Derecho de familia. Naturalmente, la familia es el foco fundamental en la sociedad, pues constituye el espacio en el que se forja el crecimiento de las personas y donde muchos encontramos un refugio. No obstante, las disputas o problemas que se pueden general en el ámbito familiar pueden provocar la necesidad de la intervención de profesionales para minimizar los daños o encontrar soluciones que permitan la continuidad de las relaciones entre sus integrantes de la manera más correcta y menos perjudicial, desde el punto de vista jurídico. 

En la actualidad, contar con un experto en la materia es imprescindible para hacer valer los derechos y deberes que asisten a los miembros de un núcleo familiar, y es aquí donde entra en juego el equipo de GIL LOZANO ABOGADOS, conformado por especialistas en Derecho de familia que garantizan la protección de sus intereses ante cualquier incidencia familiar y procedimiento judicial. 

¿Qué son los abogados de familia?

Para entender qué son y qué hacen los abogados de familia, lo primero que debemos saber es qué es exactamente el derecho de familia, entendiéndose tal como una rama del derecho privado que conforma el conjunto de normas jurídicas que regulan todo lo relacionado con las relaciones personales y patrimoniales de los miembros de una familia. Así pues, los abogados especializados le acompañarán defendiendo sus intereses en cualquier negociación o procedimiento judicial que acontezca en las cuestiones relacionales que pudieran surgir en el seno familiar desde el momento en que confíe la problemática en sus manos.

Principales funciones de un abogado de familia

La actividad que pueden desarrollar los abogados especializados en Derecho de familia es muy variada dado el elevado número de funciones y procedimientos que pueden producirse, teniendo en cuenta la necesidad de contar con una especialización concreta en la materia de estudio. 

Así pues, expertos como los integrantes del equipo de GIL LOZANO ABOGADOS pueden ayudarte en todo tipo de asuntos relacionados con el derecho de familia, como por ejemplo los abogados de herencias en madrid, los de sucesiones, testamentos, gestión y organización de la figura de la curatela y otras figuras de apoyo a la discapacidad, así como la guarda y custodia de menores de edad, y todo lo relacionado con el correcto ejercicio de los deberes y obligaciones inherentes al ejercicio de la patria potestad. 

Asimismo, se encargan de analizar las cuantías de las pensiones alimenticias y compensatorias que más se ajusten a las necesidades de quien las ha de recibir; de ejecutar sus impagos; por supuesto, asumen divorcios, separaciones o, incluso las reconciliaciones que pudieran darse tras el curso de una separación; y de las liquidaciones de ganancias y de patrimonio dentro del matrimonio y la separación de bienes. Todo ello sin olvidar la posibilidad de colaborar en la consecución de un acuerdo que evite tener que acudir a la vía judicial.

No podemos dejar de lado aquellos conflictos en los que derivan en casos de violencia de género o doméstica, tanto física como psicológica, donde la figura de un experto en la materia como lo son los abogados de GIL LOZANO es también fundamental. 

Divorcios y separaciones, los casos más comunes

Visto el campo de actuación en que se desenvuelven los abogados de familia, es posible considerar que las intervenciones más frecuentes se dan en procedimientos de divorcio o separación. En este caso, debemos distinguir entre ambas figuras. La principal diferencia reside en el hecho de que la separación no disuelve el vínculo matrimonial, manteniéndolo intacto; mientras que el divorcio sí lo disuelve y permite que los cónyuges puedan volver a contraer matrimonio, ya sea entre ellos mismos ya sea con otras personas. 

Es igualmente frecuente que en asuntos como los reseñados se constate la existencia de hijos menores en el matrimonio. En estos supuestos, el abogado experto se encargará de defender sus pretensiones en cuanto a la atribución de la guarda y custodia de los hijos, y al establecimiento de una pensión alimenticia que cubra las necesidades del menor durante el tiempo que sea preciso, así como del establecimiento de un régimen de visitas según las circunstancias y cualquier otro tipo de previsiones que beneficien al Interés Superior del menor.