Cómo mejorar la seguridad en casa.

By 17 enero, 2020 febrero 4th, 2020 Mejor Comparo

La seguridad en el hogar es una de las principales preocupaciones de cualquier adulto, pues un robo en casa es algo que da bastante miedo, no solo por el robo en sí, sino por el mal sabor de boca que deja y la sensación de inseguridad que crea. Porque al final, en nuestro hogar está nuestra vida y, no solo eso, sino que convivimos con nuestros seres más queridos a los que queremos que proteger.

Por eso, hay varias maneras de mejorar la seguridad de nuestro hogar, desde la más típica, que es contratar una alarma, hasta otras menos conocidas, pero bastante útiles, como poner persianas de seguridad para viviendas. Por eso, te daremos algunas ideas y consejos para que puedas proteger tu domicilio, ya sea una casa o un piso:

  • Cerrar bien las ventanas y puertas. Parece bastante obvio, pero, a veces, con las prisas, no cerramos bien y facilitamos el acceso a nuestra casa. Es importante cerrar las ventanas, bajar bien las persianas y cerrar la puerta al máximo.
  • No tener el buzón vacío. Pues eso hace pensar a los ladrones que el domicilio está deshabitado.
  • No escondas las llaves de repuesto en las proximidades de la casa, por ejemplo en el buzón, ya que son más fáciles de encontrar y los ladrones primero intentarán encontrar las llaves.
  • Poner una alarma. Esta es la primera opción que se nos suele venir a la cabeza. Existen varios tipos de alarma y diversas empresas que las ofrecen, por lo que la decisión puede ser complicada. Sin embargo, normalmente es la propia empresa la que nos asesora y nos ayuda a elegir la alarma más adecuada a nuestro presupuesto y necesidades. Aunque a veces, por cuestiones económicas, no es posible contratar este tipo de servicio.
  • Poner cámaras de seguridad. Ocurre lo mismo que con las alarmas y, además, lo interesante es que, si pones cámaras de seguridad, también cuentes con una alarma, porque se complementan. Entonces, en algunos casos es viables y en otros no. Por ello, ahora te presentaremos otras ideas más económicas.
  • Colocar persianas de seguridad. Esta opción es más económica porque, aunque haya que hacer una inversión inicial, una vez puesta, podemos despreocuparnos. Además, es muy útil y se puede emplear tanto en puertas (aunque esto es más habitual para locales o grandes chalets), como para ventanas. En cualquier caso, se suelen poner para evitar intrusos y existen varios tipos, tamaños y precios. Para su elección se puede consultar con la empresa que nos instale la persiana y, también, podemos tener en cuenta, no solo el nivel de protección que nos ofrezca cada persiana, sino nuestros gustos personales, porque al final, en cierto sentido, estas persianas son un complemento del hogar, casi como las cortinas. Aunque tiene un inconveniente y es que solo son totalmente efectivas si la persiana está completamente echada. Por eso, debemos tener en cuenta que hay que cerrar al completo la persiana cuando vayamos a salir de casa o nos vayamos de vacaciones, aunque, en general, es un hábito cerrar bien las persianas antes de irnos a cualquier sitio. Esta es una de las mejores opciones, ya que es económica y bastante efectiva.
  • Tener puertas de seguridad. Otra medida importante. Lo ideal es que tengamos una puerta blindada y, en caso de no tenerla, que, al menos, la puerta no deje ningún hueco con el suelo y disponga de dos puntos de cierre. También, es una opción muy buena, aunque es más cara que la anterior, por lo que puede resultar interesante comparar el precio de instalación de una puerta de seguridad, con el de las alarmas de seguridad, para ver cuál de las dos opciones se ajusta más a nuestro presupuesto. 
  • Otra opción económica y efectiva y, además, relacionada con el punto anterior se trata de poner cadenas de seguridad en la puerta. El problema es que sólo es útil si estamos en casa, puesto que solo se puede echar la cadena desde dentro. Sin embargo, así cuando estemos dentro tenemos un extra de seguridad, lo cual es bastante importante, por ejemplo, por la noche durante las horas de descanso, teniendo en cuenta que los robos suelen darse principalmente durante la noche.
  • Por último, otra opción sencilla es poner móviles de viento al lado de la puerta. Así, cada vez que alguien entre, se escuchará el sonido del colgante. Aunque, a priori puede parecer que solo es útil si nos encontramos en la vivienda, quizás el sonido del llamador haga que el intruso si replantee si entrar en nuestro hogar.

Estos son algunos consejos para mejorar la vivienda del hogar. Pero, es importante también tener en cuenta lo que hay que hacer si, por desgraciada, alguien accede a nuestra vivienda sin permiso. Básicamente, lo que hay que hacer es llamar a la policía para denunciar el allanamiento y luego, si tenemos seguro, contactar con el mismo para que haga una evaluación de los daños y nos indemnice según lo que nos corresponda. Además, si nos encontramos en el domicilio cuando ocurra el suceso, es fundamental no enfrentarnos al ladrón porque no sabemos si será violento o si dispone de algún arma, como una navaja. Aunque esperemos que las medidas de seguridad aquí expuestas os resulten efectivas y no tengáis que vivir ninguna de estas situaciones.

Leave a Reply

36 − = 32