Consejos para elegir una pala de pádel si eres principiante

By 13 febrero, 2020 Mejor Comparo

 

El pádel, como todo deporte, requiere de una serie de materiales y elementos a tener en cuenta para practicarlo. Sin embargo, debido a la falta de experiencia, para un principiante puede resultar complicado elegir los materiales que va a utilizar y, sobretodo, qué pala de pádel es la más adecuada para él. Por eso, en este artículo veremos una serie de factores a tener en cuenta para ayudarte a elegir la pala de pádel que mejor se adapte a ti y también, te daremos algunos consejos a tener en cuenta para seleccionar el resto de materiales. Sin embargo, nos centraremos en las palas, ya que este es el material principal que se utiliza en este deporte y se deben tener más consideraciones en cuenta a la hora de seleccionarlo.

Por una parte, hay que tener en cuenta la forma. Existen palas en forma de diamante, recomendadas para profesionales, palas en forma de lágrima, para jugadores de nivel intermedio y palas redondas, que son las más recomendadas para los principiantes. Las palas de pádel redondas se caracterizan por ser muy manejables y son más fáciles de controlar que las otras, de ahí que sean las idóneas para alguien que se está iniciando en este deporte. Muchas son las marcas que ofrecen esta forma de pala, por ejemplo, destacan las palas de pádel Adidas, debido a que tienen variedad y, sobretodo, son de gran calidad. De hecho, no solo es una marca recomendada para principiantes, sino también para jugadores de todos los niveles, siendo utilizada, incluso, por los mejores jugadores de pádel del mundo. Además, ofrecen precios razonables y más o menos igual que los de las otras marcas buenas de palas.

Por otro lado, tenemos que elegir el peso adecuado. Lo habitual es que el peso de la pala para hombres sea de 365-370 gramos, para mujer no debe de superar los 360 gramos y, para niños, entre 280 y 340 gramos. Sin embargo, es necesario adaptar el peso a nuestra condición física, seleccionando una pala que no sea muy pesada, ya que sería complicado seguir el ritmo del juego, pero tampoco demasiado ligera para poder controlar los golpes. 

También, debemos considerar el balance. Esto se refiere a la distribución del peso a lo largo de la pala. Existen tres tipos de balance: alto, medio y bajo. En el caso de ser un jugador principiante, lo más recomendable es seleccionar una pala de balance bajo, puesto que son más cómodas y evitan las lesiones en el codo. 

Otro elemento a tener en cuenta, son los materiales. Se recomienda emplear materiales blandos o de densidad media en el núcleo de la pala, para que el tacto con la bola sea agradable, como puede ser la goma eva. 

Por otro lado, cabe destacar que no hay que fijarse en la estética de la pala. Este debe ser el último elemento a tener en cuenta. Una vez que hayamos considerado el peso, la forma y el balance, ya podemos seleccionar aquella que nos guste más estéticamente. Es un error muy común, comprar aquella pala que nos resulte más atractiva, sin tener en cuenta lo que es realmente importante. 

Además, es interesante leer las opiniones de otros jugadores acerca de las palas, e incluso consultar con el personal de la tienda de pádel seleccionada, en busca de consejos y para que nos dé su punto de vista.

Por último, deberíamos comparar las distintas ofertas en palas de pádel, ya que podemos encontrar productos de gran calidad sin necesidad de gastar demasiado dinero. Como siempre, es importante encontrar materiales que tengan una buena relación calidad-precio.

En resumen, para seleccionar la pala de pádel ideal, debemos tener en cuenta:

  1. Forma, peso y balance.
  2. Opiniones de otros jugadores y de expertos en pádel.
  3. Relación calidad-precio.
  4. Nuestros gustos personales.

Entonces, una vez realizado este análisis, podemos seleccionar nuestra pala de pádel. Cabe destacar que es necesario que nos sintamos cómodos con ella, puesto que es nuestra “herramienta de trabajo” y puede marcar la diferencia entre ganar y perder. Además, si no nos sentimos a gusto, no disfrutaremos del juego.

Por último, una vez seleccionada nuestra pala, toca elegir el resto de materiales que vamos a necesitar. Estos son: 

  • La bola de pádel. Aunque a simple vista las pelotas de pádel se parezcan mucho a las tenis, las primeras tienen menos presión, lo que permite un juego más lento y ayuda a evitar que la bola se salga del campo de juego. También, es mucho más cómodo utilizar pelotas nuevas a pelotas gastadas.
  • Las zapatillas y la ropa de deporte. Deben ser cómodas, para darnos libertad de movimiento y evitar lesiones.
  • Paleteros, necesarios para guardar nuestra pala, las pelotas, una botella de agua, toalla para secarnos el sudor, algún snack para recuperarnos de la partida, etc.
  • Por último, es recomendable utilizar una gorra y protección solar para protegernos del Sol. No nos olvidemos también de la botella de agua: mantenerse hidratado es fundamental.

En principio, esto es todo lo que necesitamos, pero, conforme vayas incrementando tu nivel, quizás decidas adquirir otro tipo de materiales, como muñequeras, otro tipo de palas, etc. Pero, por ahora, ya sabemos que esto es todo lo que necesitamos para jugar al pádel, por eso, ya toca disfrutar de este deporte.