¿Qué hay que saber para contratar un seguro de decesos?

El seguro de decesos es un tipo de póliza en el que se cubren los gastos que surgen por el fallecimiento de una persona. Tal y como refleja la Ley 20/2015 “ Por el seguro de decesos el asegurador se obliga, dentro de los límites establecidos en este título y en el contrato, a prestar los servicios funerarios pactados en la póliza para el caso en que se produzca el fallecimiento del asegurado. El exceso de la suma asegurada sobre el coste del servicio prestado por el asegurador corresponderá al tomador o, en su defecto, a los herederos”.

En este post te comentaremos los principales aspectos que tienes que conocer al contratar un seguro que cubre esto.

Cobertura del seguro de decesos

Entre los gastos que cubre este tipo de seguro podemos destacar en primer lugar los que corresponden al tiempo en el que el féretro está en el tanatorio, el coste de éste, el coche fúnebre, las esquelas, y en último lugar el entierro o incineración.

Además de estos gastos, el seguro de decesos cubre las gestiones administrativas que surgen del fallecimiento de una persona. En la mayor parte de los casos se suele incluir en la póliza del seguro y una persona será la encargada de hacer todas estas gestiones administrativas, entre las cuales podemos citar:

  • La baja en la seguridad social
  • La inscripción en el registro civil
  • La adjudicación de la herencia
  • La solicitud del certificado de defunción
  • La fe de vida
  • La partida de defunción y de testamento

Existen algunos casos en los que la compañía de seguro ofrece el poder contratar una cobertura de los gastos de traslado si se diese el caso en que el fallecimiento se produjese en un lugar diferente al domicilio habitual, caso en que es necesario repatriar el cuerpo. También hay casos en los que el fallecimiento afecta a un familiar directo que se encuentra lejos del domicilio familiar, en este caso, el seguro de decesos puede también ofrecer el cubrir los gastos de desplazamiento de dicho familiar al lugar del sepelio.

Consejos a tener en cuenta al contratar un seguro de decesos

  1. Observar si tienes contratado un seguro de vida, si está incluido el de decesos.
  2. Ver si el seguro de decesos que estamos interesados en contratar hace una revisión de los capitales en el tiempo.
  3. Saber bien qué prestaciones nos ofrece el seguro de decesos.
  4. Tener en cuenta el tipo de prima que vas a pagar: nivelada (prima constante) o natural (la prima crece a medida que aumenta la edad del asegurado).
  5. Tener una copia de la póliza del seguro de decesos guardada.

Beneficios de tener un seguro de decesos

  1. Asesoramiento y gestión de las sucesiones
  2. Traslados: nacional e internacional
  3. Ejecución de los trámites legales y burocráticos
  4. Despreocupación de la familia en caso de presentarse el acontecimiento 
  5. Asistencia en viaje tanto el asegurado, como para el desplazamiento de algún familiar. 

Lo único seguro en esta vida es la muerte, es ley de vida, por eso es necesario aceptar la realidad y preocuparnos por aquellos aspectos que surgen a raíz de dicho momento. Conviene ser precavidos y contratar aquel seguro de decesos que mejor se adapte a nuestras necesidades.