Relojes de Cuarzo o Automáticos ¿Cuál Elegir?

By 24 abril, 2020 Mejor Comparo

Los relojes son ahora un elemento indispensable para casi todos. Debido a los movimientos de la vida moderna es necesario que cronómetros, agendas, y horarios se sincronicen para cumplir nuestros compromisos. Afortunadamente los fabricantes han evolucionado correctamente con las necesidades del mercado y ahora es posible encontrar muchas alternativas de relojes. 

Aunque los modelos, materiales, y precios abundan, los tipos de relojes se limitan principalmente a los de cuarzo y los automáticos (o mecánicos). Estos dos tipos aportan el mecanismo de ajuste y precisión requeridos para obtener la hora precisa. 

Debido a que los dos aportan la misma función, no es de extrañar que algunos se pregunten ¿cuál elegir? Para ayudarte a responder esa pregunta, aquí encontrarás algunas características que los diferencian y asemejan al mismo tiempo. Ello te dará una idea muy clara de cual es el mejor modelo para ti.

  • Mecanismo: el mecanismo de un reloj de cuarzo utiliza una piedra de cuarzo para producir la vibración de las piezas que emiten los impulsos de la hora. Para producirlos, se usa una batería que genera la energía necesaria para que esos impulsos se produzcan uniformemente. Así, aún cuando no se use, el mecanismo se mantiene en perfecto funcionamiento porque depende de la batería.  Por el contrario, los relojes automáticos usan un mecanismo más complejo que puede llegar a requerir hasta más de 100 piezas. Para estos, el impulso se produce por el movimiento y energía humana de quien los usa. Por este motivo es importante que el reloj esté en constante uso para garantizar que se mantenga calibrado y ofreciendo la hora con precisión.
  • Estilo y diseño: el estilo y el diseño son los elementos que más diferencian a estos dos tipos de relojes. En cuanto a los relojes de cuarzo, los modelos son casi infinitos y también son los que más se comercializan. Los hay elegantes, casuales, lujosos, deportivos, de diferentes tamaños y colores, con forma esférica, cuadrada o rectangular, y todos pueden llevar elementos de originalidad, tanto en la esfera, como en las correas, que dependen de cada diseñador. Basta revisar algunas páginas webs para seleccionar la mejor relojería según nuestros gustos y presupuesto.  Por otro lado, los relojes automáticos tienden a tener modelos y diseños más tradicionales, son de mayor tamaño y con frecuencia son artículos de alta gama. Sus fabricantes tradicionales son los renombrados relojeros suizos. Portar este tipo de reloj puede considerarse un signo de alto estatus y los precios son más altos que los relojes de cuarzo. Sin embargo, debido a la popularidad de los relojes de cuarzo, la distribución de este tipo de relojes decayó y hasta los relojeros suizos optaron por producir también relojes de cuarzo, a los cuales han agregado elementos de diseño y calidad similares a los automáticos.
  • Funcionalidades: el desarrollo de la tecnología ha permitido que los relojes también incluyan diversas funcionalidades, tales como alarmas, agendas, cronómetros, entre otras. Para ello, los relojes de cuarzo han sido los que mejor han podido integrar esas funcionalidades, ya que su mecanismo y las baterías que los impulsan permiten agregarlos. Por otro lado, la mayoría de relojes automáticos solo se limitan a dar la hora. En los casos en que se les agregan otras funcionalidades, no son tan fáciles de mantener, ya que no cuentan con batería que los respalde.
  • Mantenimiento y ajustes: el mantenimiento y ajuste que requiere un reloj son elementos importantísimos a la hora de decidir cual reloj debes comprar. En definitiva, estos costes pueden ser agregados al precio final. Así tenemos que los relojes de cuarzo requieren mínimo mantenimiento y su principal ajuste consiste en cambiar periódicamente sus baterías. En caso de requerirse otro ajuste, es muy fácil encontrar técnicos de reparación que se ocupen de ello a precios competitivos. En lo que respecta a los relojes automáticos, estos requieren calibración cada cierto tiempo ya que el mecanismo puede alterarse por falta de uso. Este tipo de trabajo lo realizan técnicos más especializados cuyo coste es mayor al de los relojes de cuarzo.

Para concluir, y luego de haber analizado los puntos anteriores, es evidente que tu estilo de vida y tu presupuesto tienen un papel determinante al momento de elegir el tipo de reloj. Por otro lado, también es posible adquirir varios modelos y usarlos a conveniencia y dependiendo de la actividad que lleves a cabo. 

Leave a Reply

17 − 11 =