Las ventajas e inconvenientes del spinning

By 7 febrero, 2020julio 14th, 2020Mejor Comparo

El spinning es un deporte de cardio (principalmente), que consiste en utilizar una bicicleta estática para ejercitarse. Aunque a priori pueda parecer que este deporte no es lo suficientemente bueno, ya sea para perder peso, como para fortalecerse o desconectar de la rutina, es una idea errónea, ya que, si contamos con la  bicicleta estática adecuada, como, por ejemplo, con una Extreme 25 y con la motivación necesaria, este deporte puede convertirse en un hobbie placentero y divertido con grandes ventajas, tanto físicas, como mentales. Por eso, en este artículo trataremos los beneficios de este deporte y las consideraciones a tener en cuenta para practicarlo.

Por un lado, tiene múltiples ventajas físicas, que son las siguientes:

  • Mejora la salud cardiovascular, reduciendo el riesgo de un ataque cardíaco y disminuyendo la presión arterial y el colesterol.
  • Ayuda a quemar calorías y tonifica y fortalece las piernas.
  • También, fortalece los brazos y la espalda, además de trabajar los abdominales, debido a la postura que se adopta al montarse en la bici.
  • Mejora la resistencia. Conforme vayas practicando este deporte, tu resistencia será mayor y lo notarás en tu día a día, por ejemplo, al subir unas escaleras.
  • Favorece la producción de la melatonina, que es una hormona relacionada con el sueño, por lo que ayuda a dormir mejor.
  • Mejora el sistema inmune, que nos protege de las enfermedades.
  • Fortalece las articulaciones y los huesos, reduciendo así el riesgo de lesión al practicar este deporte u otros.

Por otro lado, tiene, a su vez, varias ventajas psicológicas, como son:

  • Ayuda a liberar el estrés y a quemar tensiones.
  • Mejora el estado de ánimo, ya que, produce, también, una serie de sustancias químicas en nuestro cerebro, como el aumento de las endorfinas que aumentan la felicidad, y reduce la serotonina, hormona que contribuye a la depresión.
  • Si se practica al comienzo del día, contribuye a empezar la jornada con una actitud positiva y con más energía.
  • Mejora la autoestima: nos vemos y nos sentimos mejor con nosotros mismos, a la vez que aumenta nuestra motivación.

No sólo eso, sino que este deporte se puede practicar tanto en grupo, como individualmente, en un gimnasio o en casa. Lo único que necesitamos es nuestra bici, los zapatos adecuados y ropa de deporte. 

También, es aconsejable poner música para que el ejercicio se haga aún más ameno.

Además, como las bicicletas tienen la opción de aumentar o disminuir la intensidad, es decir, el esfuerzo que hay que hacer para pedalear debido al peso, y, también, podemos controlar la velocidad, este ejercicio motiva a mejorar y a superarnos a nosotros mismos, jugando con la velocidad e intensidad y creando una rutina, ya sea personalizada o recomendada en Internet o por algún experto, adaptada a lo que nos gusta o a nuestros objetivos.

Sin embargo, para practicar este deporte hay que tener en cuenta ciertos factores, para evitar lesiones.

Lo primero, es calentar. Podemos hacerlo fuera de la bici haciendo una serie de ejercicios, o sobre la misma, pedaleando con una intensidad o velocidad baja e ir aumentándola poco a poco. 

Luego, debemos adquirir la postura adecuada, sino, podemos sufrir problemas en la espalda. Lo recomendable es que pongamos el sillín de la bicicleta a la altura de la cadera y que, al subirnos en la misma, los codos queden ligeramente doblados. 

También, debemos distribuir bien el peso de nuestro cuerpo, para que nuestras rodillas no sufran.

Por último, debemos tener en cuenta nuestra capacidad. No hay que forzar el cuerpo, sino que hay que ir mejorando poco a poco. Si sientes que tienes las revoluciones muy aceleradas o que te cuesta demasiado realizar el ejercicios, entonces, debes reducir la intensidad y/o la velocidad. No olvides que, antes de finalizar el ejercicio, debes ir reduciendo poco a poco la velocidad e intensidad, pero nunca frenar en seco, pues puedes lesionarte.

Ahora que sabes todo lo que debes tener en cuenta para practicar spinning y cuáles son las ventajas de hacerlo, falta comenzar. Si es cierto que al principio suele costar coger la rutina, a veces la pereza nos mal influencia y nos autoengañamos con excusas para no hacer deporte ese día. Lo importante es ganarle a esas excusas y empezar porque, una vez cogida la rutina, veremos los beneficios. Algunos consejos que te damos para empezar es que crees una playlist con la música que más te motive, que pienses en cómo te quieres ver y sentir e incluso que comiences a practicar con alguien para que os motivéis mutuamente.

Recuerda: lo más difícil es empezar.