¿Piel sensible? ¡La clave para cuidarla está en lo natural!

By 20 abril, 2019 abril 25th, 2019 Mejor Comparo

Desde tiempos remotos ha existido una gran preocupación por cuidar la salud y apariencia de la piel, utilizando para ello distintos tratamientos de belleza.

Eso no ha cambiado, en la actualidad existe gran variedad de productos para el cuidado de la piel, en especial del rostro. Sin embargo, muchos de estos productos causan irritación en pieles sensibles. El contenido de químicos agresivos necesarios para su conservación los hace ser, en muchos casos, perjudiciales para la piel.

Una alternativa sana y confiable para las pieles sensibles o delicadas la constituyen los ingredientes extraídos de la naturaleza. Veamos cuales son los más indicados para este tipo de piel y cada una de sus propiedades.   

Manzanilla o Camomila.

  • Antinflamatorio: Ayuda a aliviar las irritaciones en la piel causadas por cremas o productos tópicos. Disminuye la apariencia de venitas rojas en el área de los ojos y combate las irritaciones por acné.
  • Antioxidante: Previene la aparición de arrugas y ayuda a curar las heridas.
  • Desinfectante:  Ayuda a limpiar la piel en profundidad, además es antibacteriana, así que elimina posibles bacterias presentes en la piel. Puede usarse como un tónico para limpiar la cara.
  • Suaviza e hidrata:  Al restaurar el equilibrio de la piel inflamada ayuda a ver la piel más descansada y relajada.
  • Aclarante: Funciona muy bien para disminuir las ojeras y aclarar manchas de la piel.

Agua marina.

  • Antibiótico: Es rica en microorganismos que producen sustancias antibióticas, antimicrobianas y antibacterianas. El poder curativo del mar mejora la dermatitis y otras enfermedades de la piel.
  • Exfoliante: La sal contenida en el agua de mar actúa como un exfoliante natural y ayuda a eliminar las toxinas de la piel.
  • Minerales: Repara la piel con minerales como el magnesio, que ayuda a mejorar su hidratación, así como su aspecto general.
  • Antiséptica: Muy útil en la curación de heridas menores, cortaduras, erupciones y abrasiones.

Uva.

  • Vitaminas: Nutre la piel aportándole vitaminas C, A y del grupo B.
  • Antioxidantes. Es muy beneficiosa para enfermedades de la piel como la rosácea o la dermatitis atópica. Los ácidos orgánicos presentes en ella ayudan a regenerar las células y frenar el envejecimiento prematuro.

Aguacate.

  • Nutre: Este actúa como un agente real de nutrición, el cual proporciona elasticidad y consistencia en la piel, dándole tersura y suavidad.
  • Antioxidante: La vitamina E contribuye con la revitalización de la piel, dándole suavidad y flexibilidad gracias a sus propiedades antioxidantes.

Lavanda.

  • Regenera: Permite combatir problemas dérmicos como el acné y la psoriasis al activar el metabolismo celular y reconstruir la piel. Acaba con la rugosidad y la textura áspera de la piel permitiendo que luzca lo más joven posible.  Activa tejidos y el metabolismo.
  • Astringente: Ayuda a la normalización en la producción de aceite.
  • Antiséptico: Elimina las bacterias y protege contra el impacto de agentes externos nocivos, ideal para utilizar como remedio ante infecciones. Limpia y cura la piel sin obstruir los poros provocando una limpieza profunda y eficaz.
  • Antioxidante: Reduce la aparición de arrugas de forma progresiva al regenerar la piel, evitando los temidos signos de la edad.

Pepino.

  • Hidrata y protege la piel: El pepino está compuesto por un 97% de agua y, además, contiene vitamina E, aceites naturales y minerales. Esto lo convierte en un gran aliado para hidratar, reparar y proteger la piel.
  • Antioxidantes Es útil frente a las arrugas y el envejecimiento. La presencia de las vitaminas A, C, y E en el pepino son utiles para mantener la piel hidratada y libre de toxinas. Favorecen la producción de colágeno y elastina, muy útiles para mantener la piel joven, hidratada y saludable.
  • Refrescante:  Es ideal para desinflamar las bolsas y reducir las ojeras que se forman en esta parte del rostro. Pueden ayudar a aliviar la piel irritada, enrojecida y quemada por el sol.
  • Astringente: Esta propiedad ayuda a reducir los excesos de grasa en la piel, la mantiene limpia, hidratada y reduce el riesgo de sufrir acné.

  Con estos ingredientes naturales, es posible preparar diferentes mascarillas caseras de fácil aplicación que nutran e hidraten la piel de acuerdo a cada necesidad.

   Otra opción muy actual y valida es adquirir cosméticos naturales en tiendas especializadas. Estas tiendas garantizan el origen netamente natural de los productos al ser certificados por laboratorios. En el siguiente link podrás tener acceso a una interesante comparativa entre las mejores tiendas de cosmetica natural online.   

Leave a Reply

− 1 = 1