Aprovecha la primavera para mejorar los canalones

Los sistemas de canalones deben pasar como mínimo una inspección completa al año para garantizar el buen estado de la instalación. 

Ahora que ha empezado la primavera, es una época perfecta para revisarlos después de todo el invierno, procurando así que estén perfectos para las tormentas de verano, y para el invierno del año siguiente.

Además, tenemos que tener en cuenta que los canalones no solo recogen el agua de lluvia, sino también todo aquello que pueda caer en nuestro tejado, como hojas, ramas de árbol, plumas de pájaro o incluso bolsas de plástico. Por eso es muy importante hacer limpiezas periódicas que puedan asegurarnos que los conductos se encuentran limpios y listos para funcionar correctamente.

Nosotros recomendamos hacer mínimo dos revisiones anuales. Estas revisiones son muy sencillas, y podrás contactar fácilmente con una empresa de instalación de canalones para que ellos se ocupen de todo lo necesario.

Hay muchas razones por las que es importante limpiar los canalones de cara al comienzo del otoño, pero todas tienen el mismo objetivo: preparar el sistema de canaletas para la época del año en la que se producen más precipitaciones. De este modo, podremos evitar las temidas obstrucciones que pueden poner en peligro no solo los canalones, sino también nuestro hogar.

Hacer una revisión del sistema de recogida y evacuación del agua de lluvia de nuestra casa no es un trabajo nada sencillo, por lo que es recomendable llamar a un instalador de canalones pluviales. Requiere de una destreza y de unas herramientas que no poseen las personas que no se dedican a ello, y que únicamente las tendrán los profesionales. Por otra parte, para llevar a cabo esta revisión es necesario trabajar en altura, por lo que es mejor no correr riesgos innecesarios y contactar con expertos.

En primavera, tras el frío, las lluvias, y las precipitaciones del invierno, se pueden observar los destrozos en los canalones, aunque dependiendo del material de nuestro canalón encontraremos daños de menor o mayor grado, como es el caso del aluminio o de algún otro metal, materiales muy resistentes en estos casos.

En el caso de que haya algún estropicio debemos reparar nuestro canalón de forma inmediata y así evitar un mal mayor en un futuro. Será necesario reparar los tramos afectados para evitar la aparición de grietas y así asegurar su eficacia por más tiempo, y comprobar que los canalones evacuan el agua eficazmente asegurándonos de que no haya ningún tipo de fuga.

Hay que tener en cuenta que el granizo no sólo provoca abolladuras, sino que también es el responsable de inundaciones. El granizo se acumula en ciertos puntos dando lugar a averías mucho más graves y difíciles de gestionar. Aunque los canalones están hechos para evacuar grandes cantidades de agua, hay muchas veces en las que no es capaz, debido, por ejemplo, a las rejillas en las bajantes. Este tipo de rejillas de protección se instalan para evitar la caída de objetos a través de los canalones, pero justamente al igual que un objeto no puede caer, la acumulación de granizo tampoco podrá hacerlo provocando una gran obstrucción.

Por todos estos motivos, recomendamos revisar los canalones en primavera, para evitar futuros problemas en las épocas del año más lluviosas y complicadas, y si necesitas ciertas herramientas para ello, visita la comparativa de Mejorcomparo para encontrar las mejores tiendas.