Skip to main content

Principales aspectos de las cámaras ocultas

By 28 abril, 2021Mejor Comparo

Las cámaras ocultas, también conocidas como cámaras para espiar, son cámaras que se encuentran camufladas en objetos del día a día, siendo complicadas de localizar, ya no sólo por su ubicación, sino por su formato.

La finalidad principal de este tipo de cámaras es obtener hechos y evidencias de una forma disimulada, para que las personas no se percaten de que se les está grabando. La diferencia principal que tienen con las cámaras de vigilancia cotidianas es que este tipo de cámaras se usa para descubrir a alguien haciendo algo que no debe o no le corresponde hacer,  de manera in fraganti. Es elemental que este tipo de cámaras estén dotadas de un alto nivel de camuflaje, por eso podemos encontrar las cámaras ocultas en cualquier tipo de objeto.

¿Cuándo está permitido instalar una cámara oculta?

La ley tiene establecido tres requisitos fundamentales para que la instalación y el uso de las cámaras ocultas sea lega:

  1. Su instalación y uso debe tener un fin lícito y debe pertenecer a un servicio de investigación privada.
  2. Los detectives privados están acreditados para instalar y usar este tipo de cámaras.
  3. El uso de las cámaras ocultas tiene que ser un medio necesario para poder obtener evidencias y pruebas.

Aunque cualquier persona puede adquirir e instalar una cámara oculta, su uso a nivel personal es ilícito y está penado por la justicia.

¿Dónde podemos instalar las cámaras ocultas?

La Ley de Seguridad Privada establece que a la hora de instalar este tipo de cámaras, debe siempre respetarse los límites de un detective privado. El artículo 48.3 decreta que “en ningún caso se podrá investigar la vida íntima de las personas que transcurra en sus domicilios u otros lugares reservados, ni podrán utilizarse en este tipo de servicios medios personales, materiales o técnicos de tal forma que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal o familiar o a la propia imagen o al secreto de las comunicaciones o a la protección de datos”.

Debido a ello, este tipo de cámaras sólo está permitido instalarlas en sitios públicos o que sean comunes a empresas, pero nunca en sitios que infrinjan el artículo 48.3. Es decir, no se podría instalar una cámara oculta en un cuarto de baño privado, o en un dormitorio, por ejemplo.

Aspectos a tener en cuenta al comprar una cámara oculta

Si estás interesado en adquirir una cámara oculta, hay ciertos aspectos a los que deberías prestar atención.

  1. El contexto por el cual se va espiar, lo cual influirá en el tipo de diseño que llevará la cámara oculta.
  2. El espacio y las condiciones en las que se va grabar.
  3. El tiempo requerido para grabar. La mayoría de las cámaras ocultas tienen una autonomía limitada a causa de su tamaño, así que debemos tener en cuenta el tiempo que es necesario grabar para elegir uno u otro modelo.

Te recomendamos que si te surgen dudas a la hora de adquirir una cámara oculta consultes con algún asesor, ya que son varios los aspectos que se deben tener en cuenta al adquirir una.