Qué maleta utilizar según el tipo de viaje que vayas a realizar.

By 24 febrero, 2020 Mejor Comparo

A la hora de viajar, una de las cosas que hay que hacer antes de irnos es, evidentemente, preparar la maleta. Esto no es nada fácil porque muchas veces no nos cabe todo o no sabemos cómo organizar el espacio. En este artículo, intentaremos ayudarte a elegir la maleta adecuada según la duración de tu viaje y el tipo de transporte. 

  • Viajes de corta duración en coche, autobús o similares para una escapada de fin de semana o de un par de días y, sobretodo si se trata de una acampada o de un festival, lo más recomendable es llevar una maleta tipo maleta escolar donde meter simplemente lo fundamental: un o dos mudas de ropa, un pijama, agua, la cartera y poco más. El objetivo es ir lo menos cargados posibles.
  • Viajes cortos a la playa o al extranjero, ya sea en avión o en otro medio. Si en este caso tu plan es ir de turismo, pero pasar algo más de una noche o dos, quizás lo más interesante sea utilizar una maleta de cabina. Esta permite llevar más cosas que una mochila y ocupa algo más de espacio, pero sin llegar a ser grande. Normalmente, la maleta de mano es la que suelen incluir los vuelos o, si no la incluyen, el coste es inferior al de facturar una maleta grande. Lo suyo es que prepares los conjuntos que necesites y uno de emergencia, pijama, un neceser y quizás algo más. En esta ocasión no hace falta que lleves únicamente lo fundamental, puedes meter alguna cosa más, pero sin parte.
  • Para viajes de una semana o más y/o viajes de larga distancia. En este caso, es necesario llevar una maleta de viaje ya que si es necesario llevar más ropa, puede que el ordenador, la plancha del pelo, toallas, y más cosas, especialmente si vas a pasar una larga temporada. Además, en este tipo de viajes también suele ser necesario llevar una maleta de mano. A la hora de preparar el equipaje de este tipo de viajes, es útil que mires la climatología del sitio para saber qué tipo de ropa llevar. Luego, es importante que hagas un listado de cosas imprescindibles para el viaje: documentación, dinero, móvil y cargador, productos de higiene, etc. Y, tras esto, otras cosas que te hagan falta pero que no sean tan importante. Conforme lo vayas metiendo en la maleta, organizándola de la mejor manera posible, ve tachando del listado lo que ya lleves para asegurarte así de que no se te olvida nada. Por último, no te olvides de pesar la maleta para editar sobre costes, recordemos que las maletas vacías ya tienen un peso de por sí, por lo que es importante comparar distintas maletas para ver cuánto pesan vacías, cuánto espacio tienen, si poseen compartimentos que puedan resultar útiles, etc. Elegir una maleta adecuada también forma parte de los preparativos porque, cuanto más ligera, amplia y cómoda sea, mejor. 

Ahora, puedes tener esto en cuenta para organizar tu equipaje según el tipo de viaje que vayas a realizar y ¡a disfrutar!