Skip to main content

Cómo elegir un hosting para tu web

By 8 agosto, 2022agosto 18th, 2022Destacado, Mejor Comparo

¿QUÉ SON LOS BARE METAL?

El término “bare metal” significa literalmente “metal expuesto”. Este concepto hace referencia al equipo o soporte físico de hardware donde se almacenan incontables datos. 

Se trata de un servicio en la nube que ofrece un espacio en exclusiva para un único cliente. Es decir, consiste en una máquina física que se alquila a un usuario para que este pueda alojar su web en ella. 

Este servicio también es conocido como servidor dedicado o hosting dedicado.

¿QUÉ ES UN SERVIDOR DEDICADO?

Un servidor es un equipo informático físico que se utiliza para prestar servicios a una red de computadoras.  Estos servidores pueden ser dedicados o no dedicados. En el caso de los servidores dedicados, reciben su nombre porque destinan todos sus recursos a atender las peticiones del cliente que los contrata. Es decir, dentro del data center estos clientes tendrán un servidor en exclusiva funcionando para su empresa.

La exclusividad implica que el cliente puede acceder a una personalización total de todos sus requerimientos, es decir, la velocidad de procesamiento, la memoria RAM, el sistema operativo,  el CPU y el espacio de almacenamiento se configuran conforme a las necesidades que presente cada cliente.

Por el contrario, en los servidores webs compartidos, como su nombre indica, el hospedaje se divide entre varios clientes contratantes.

A lo largo de este artículo analizaremos las ventajas, inconvenientes y características de estos dos tipos de servidores para ayudarte a elegir el modelo que mejor se adapte a tu empresa y sus necesidades.

CARACTERÍSTICAS DE UN SERVIDOR WEB DEDICADO 

A continuación distinguiremos cuáles son y en qué consisten las características de este tipo de servidores:

  1. Estos servidores proporcionan mayor seguridad y velocidad, ya que los recursos del equipo en el que están alojados no se comparten, es decir, trabajan en exclusiva para un cliente.
  2. Están pensados para webs con un tráfico muy elevado, es decir, que reciban un gran número de visitas al día.
  3. El precio de este tipo de hosting es más elevado que el de los servidores compartidos, ya que es un servicio exclusivo y, por tanto, es un solo cliente el que se hace cargo de los gastos.
  4. Estos servidores se encuentran en un centro de datos.

VENTAJAS DE ELEGIR UN SERVIDOR DEDICADO

En el caso de los servidores dedicados las ventajas superan siempre a los inconvenientes. Esto es así porque un servidor dedicado presta un servicio único y exclusivo a un cliente, y este hecho presenta multitud de beneficios para los clientes que deciden alojar su web en este tipo de servidores. 

  • FLEXIBILIDAD: En caso de los servidores dedicados, será muy sencillo personalizar la configuración que el cliente necesite para su web, ya que al tener exclusividad podrá instalar las aplicaciones o ajustes que desee. 
  • AUTONOMÍA: Cuando se trata de un servidor de este tipo, el equipo de tecnología de la información tiene libre acceso a la línea de comando como root.
  • PERFORMANCE: Estos servidores favorecen a la performance de aplicaciones y webs, lo que se traduce en una reducción del tiempo de carga y una mejor experiencia para el usuario. 
  • ESTABILIDAD: Si fuera necesario ampliar los servicios prestados, se podría hacer fácilmente aumentando la memoria del servidor o instalando un nuevo disco duro.
  • SEGURIDAD: El hecho de compartir espacio con otras webs genera seguridad en la prestación del servicio al cliente.
  • EXCLUSIVIDAD: Toda la capacidad del servidor es utilizada para un único cliente, por lo que este tiene la seguridad de que los fallos que puedan surgir en las webs de otros clientes no van a interferir en su actividad y en la calidad de su servicio.

INCONVENIENTES DEL HOSTING DEDICADO

Los servidores dedicados no presentan apenas inconvenientes, pero al prestar un servicio en exclusiva para un solo cliente, el precio de contratar este servicio suele ser más elevado que contratar un servidor compartido.

En cuanto a la gestión, suelen ser más complejos de utilizar. Algunos de los servicios son prestados por la empresa proveedora del servidor, pero otras funciones son realizadas por el cliente, y en este último caso, el manejo de estas funciones requiere unos conocimientos un poco más avanzados que en el caso de los servidores compartidos.

¿CUÁNDO DEBES CONTRATAR UN SERVIDOR DEDICADO?

Hay muchas webs y proyectos que, por sus características, no necesitan un servicio tan exclusivo y personalizado. Sin embargo hay otros proyectos que sí lo requieren debido a la complejidad o a la magnitud de los mismos.

Existen dos circunstancias en las que la mejor opción es, sin duda, contar con un servidor dedicado:

  1. Mucho tráfico en la web. En esta situación, para mejorar la experiencia de los usuarios al utilizar la página web o la aplicación, lo ideal es contratar un servidor dedicado que permita reducir la lentitud de carga y genere menos problemas.
  2. Necesidad de personalización de ajustes. Hay webs que requieren un nivel de personalización de configuración y funciones que no pueden llevarse a cabo a través de un servidor compartido, por lo que requieren de un servidor dedicado para el buen funcionamiento de las mismas. 

¿CUÁL ES EL COSTE DE UN SERVIDOR?

El coste de un servidor dedicado es muy variable. Según las características que se ofrezcan el precio será más elevado o más bajo. En OVHCloud, el precio de los servidores oscila entre 47 euros y 629 euros. Este rango de precios es sumamente amplio y esto se debe a varios factores:

  • Memoria ofrecida: La memoria mínima que se ofrece son 32 GB, y la máxima son 2 TB. Esto será una elección del cliente según las necesidades de su web.
  • SLA: Son las siglas de “Service Level Agreement”. Se trata de un acuerdo que expresa el nivel de calidad del servicio que se va a prestar. En el caso de OVHCloud siempre será de 99,99%.
  • Fuentes de alimentación: El número de fuentes de alimentación que presente el servidor también es un factor que influye en el precio.

¿QUÉ ES UN SERVIDOR COMPARTIDO?

Un servidor compartido consiste en un equipo informático físico en el cual se alojan las webs de distintos clientes. Esto implica que en este servidor comparten espacio y recursos varios clientes a la vez.

En relación a las ventajas de este tipo de hosting destaca la sencillez de su gestión. El manejo de estos servidores es mucho más sencillo que los servidores dedicados.

Además de la fácil gestión y administración, la principal ventaja de este tipo de servidores es el precio. Es evidente que este servicio no ofrece ningún tipo de exclusividad al cliente, por lo que su precio será siempre más reducido que el de un servidor dedicado. 

Este tipo de servidores no pueden llegar al mismo nivel de personalización que los servidores dedicados debido a que la configuración se comparte entre clientes con necesidades y webs muy distintas. 

En cuanto a las desventajas de este tipo de servidores, están relacionadas con el hecho de que los clientes están necesariamente enlazados entre sí al compartir equipo informático. Es decir, en el caso de que surja un fallo, afectará a todos los clientes alojados en ese servidor.

Otro de los inconvenientes es la lentitud de carga, ya que un mismo equipo alberga varias webs que ralentizan el funcionamiento de todas las demás.

En cuanto a la seguridad, es importante tomar medidas de seguridad propias, además de las que ofrezca el servidor. El hecho de alojar miles de webs en un único equipo hace que estos servidores se conviertan en el objetivo de muchos hackers, por lo que la seguridad de estos servidores se ve siempre amenazada.

¿CÓMO ELEGIR UN HOSTING ADECUADO?

Lo más importante a la ora de decidir qué tipo de hosting es más adecuado para tu empresa es que tengas muy en cuenta cuáles son las características de tu web. Es imprescindible ser consciente de cuáles son las necesidades que tiene tu empresa para así poder decantarse por la opción que mejor se adapte a ellas.

Un asunto importante es también el presupuesto del que dispones para este tipo de servicios, aunque no debería ser lo que determinará qué tipo de servidor vas a contratar, ya que decidir un hosting basado en el precio puede suponer un problema para tu empresa a largo plazo. 

Ahora que ya sabes las ventajas, inconvenientes y características de los dos tipos de servidores que se ofrecen en el mercado, es momento de analizar qué grado de personalización y de exclusividad requiere tu web o tu aplicación para que así puedas decidir el modelo que proporcione mayores beneficios a tu empresa.