Skip to main content

Librerías a medida

Si estás cansado de buscar una librería que consiga adaptarse a lo que buscas pero no la encuentras, te recomendamos que sigas leyendo este post. Las librerías a medida tienen como principal virtud, la capacidad de poder adaptarse a cualquier lugar, utilizando al máximo el espacio disponible, siempre con estilo y elegancia.

Usos de las librerías a medidas

Hay que tener en cuenta que las librerías no se usan sólo para recopilar libros. Hoy en día, ttienen multitud de usos, además del uso tradicional. Por ejemplo, pueden albergar cajoneras, o espacios para licores, zonas de trabajo, o el más típico, zona de espacio para la televisión. Los usos que se le pueden dar son muy heterogéneos. 

Las librerías a medida tienen como función primordial la de organizar, ya sea libros, colecciones, juguetes, videojuegos… Normalmente, suelen situarse en el salón, pero también se pueden encontrar en los despachos de trabajo o incluso en las habitaciones. ¿Cuál es el principal punto de hacerse con una librería a medida? Pues que se aprovechará cada cm del espacio disponible, tanto verticalmente como horizontalmente, con lo cual la eficiencia organizativa mejorará.

Ventajas de las librerías a medida

Tal y como ya hemos mencionado antes, la principal ventaja de las librerías a medida es la adaptabilidad. Son muebles personalizados que consiguen ajustarse a la perfección, aportando personalidad de una manera única y singular. El fabricante la ajustará totalmente a las preferencias del cliente, teniendo en cuenta el estilo que quiere, la necesidad que debe satisfacer la pieza y la materialidad, es decir, el material, la textura y el color. De esta manera, el fabricante creará una pieza única y personal para cada cliente.

Al tratarse de un mueble personalizado, el cliente tiene el poder de decidir cuál será la materia prima que se usará para fabricar la librería, cuál será su grosor y qué colores tendrá, ya que la gama es amplia y hay disponible muchos tipos de materiales y acabados. Las medidas y el diseño se adaptan totalmente a la elección del cliente.

El material más empleado a la hora de fabricar una librería suele ser la madera maciza, aportando elegancia con su estilo nórdico  y clásico y sobre todo mayor resistencia ante el peso que debe aguantar. Si en casa tienes niños pequeños, te recomendamos que la librería sea más frondosa, para aumentar así su estabilidad, previniendo cualquier tipo de accidente. Para ello, habrá que tener en cuenta la localización de la librería, siendo un punto fundamental la estabilidad.

La demanda de muebles a medida es una tendencia que se ha visto cada vez más incrementada en los últimos años. Sus fabricantes llevan a cabo la función de asesorar en todo momento sobre cuál es la mejor opción de diseño que permite adaptarse a las necesidades que tienen sus clientes, creando y estableciendo al mismo tiempo una relación colaborativa en la que el cliente ayudará a establecer sus preferencias respecto a las medidas y al diseño, y el fabricante tratará de cubrirlas, creando y dando lugar a una pieza única, exclusiva y personal para cada cliente.