Los mejores detectores de metales

Bosch PMD 10

Stanley Detector S300

Skil Detector 0550AA

Brennenstuhl WMV Plus

Bosch GMS120

BlackDecker BDS303

45

Nuestra Valoración

40

Nuestra Valoración

80

Nuestra Valoración

30

Nuestra Valoración

95

Nuestra Valoración

90

Nuestra Valoración

83.68
Precio desde
36.36
Precio desde
63
Precio desde
19.7
Precio desde
94.95
Precio desde
41.71
Precio desde

Comparativa los mejores detectores de metales

Al taladrar una pared, sea del material que sea, siempre se corre el riesgo de hacerlo en un lugar por donde pasan cables, tuberías o vigas que no deben ser perforadas. Todos los profesionales de la construcción se han encontrado con ese dilema alguna vez, pero no son los únicos. Los aficionados al bricolaje, o cualquier persona que tenga que taladrar en su casa, ha tenido este problema alguna vez. O lo que es peor, se ha dado cuenta tarde y ya había fastidiado algo.

Para esos casos, podemos encontrarnos en cualquier ferretería los detectores de metales para bricolaje, unos aparatos muy útiles si se trata de perforar muros sin dañar otras estructuras, siendo además bastante asequibles. Los detectores de metales para aficionados, que es en el que nos vamos a centrar, utiliza señales electrónicas para determinar la posición exacta de vigas metálicas y de madera, hilos de corriente a través de paneles de yeso, hormigón y otros materiales para hacer muros. Al detectar un objeto, emite señales sonoras y visuales (display LED) que permiten localizar fácilmente el centro. El dispositivo localiza el centro de vigas metálicas, de madera y de hilos eléctricos bajo tensión

  • Peso
  • Dimensiones
  • Calibración
  • Indicadores
  • Pantalla
  • Bateria
  • Apagado automático
  • Precisión (0-5)
  • Facilidad de uso (0-5)
  • Detección
  • cables conductores
  • - Profundidad
  • Madera
  • - Profundidad
  • Metal ferroso
  • - Profundidad
  • Metal no ferroso
  • Bosch PMD 10

  • 83

    Desde

  • 300 gr
  • 34 x 17,2 x 11 cm
  • automática
  • visual y sonora
  • LCD
  • pila, 9v
  • 2
  • 4
  • 50 mm
  • 25 mm
  • 100 mm
  • Stanley - Detector S300

  • 36

    Desde

  • 181 gr
  • 24,6 x 14 x 3,8 cm
  • automática
  • visual y sonora
  • LCD
  • pila, 9v
  • 3
  • 1
  • 51 mm
  • 38 mm
  • 75 mm
  • Skil - Detector 0550AA

  • 63

    Desde

  • 300 gr
  • 25,2 x 21 x 6,2 cm
  • automática
  • visual y sonora
  • LCD
  • pila, 9v
  • 5
  • 3
  • 50 mm
  • 20 mm
  • 80 mm
  • Brennenstuhl WMV Plus

  • 19

    Desde

  • 200 gr
  • 39 x 27 x 14 cm
  • automática
  • sonora
  • LCD
  • pila, 9v
  • 0
  • 4
  • 50 mm
  • 40 mm
  • 80 mm
  • Bosch GMS120

  • 94

    Des

  • 270 gr
  • 25,8 x 17 x 7,4 cm
  • automática
  • visual
  • LED
  • pila, 9v
  • 5
  • 2
  • 50 mm
  • 38 mm
  • 120 mm
  • BlackDecker BDS303

  • 41

    Des

  • 100 gr
  • 7,2 x 17,1 x 30,6 cm
  • automática
  • visual y sonora
  • LCD
  • pila, 9v
  • 4
  • 5
  • 100 mm
  • 19 mm
  • 45 mm

Los mejores detectores de metales comparadas una a una

Opinión Bosch PMD 10

Lo mejor del Bosch PMD 10

  • Mango ergonómico
  • Punto indicador iluminado
  • Intuitivo

Lo peor del Bosch PMD 10

  • Imprecisión
  • Precio
  • Tamaño

Nuestra valoración

45

Opinión Stanley Detector S300

Lo mejor del Stanley Detector S300

  • modo escaneo
  • modo exploración

Lo peor del Stanley Detector S300

  • Difícil de usar
  • Poca profundidad en metal

Nuestra valoración

40

Opinión Skil Detector 0550AA

Lo mejor del Skil Detector 0550AA

  • Precisión
  • Fiabilidad

Lo peor del Skil Detector 0550AA

  • Poca profundidad detectada

Nuestra valoración

80

Opinión Brennenstuhl WMV Plus

Nuestra valoración

30

Opinión Bosch GMS120

Lo mejor del Bosch GMS120

  • Gama profesional a precio de bricolaje

Lo peor del Bosch GMS120

  • Instrucciones muy compleja
  • Difícil por estar dirigido a profesionales.

Nuestra valoración

95

Opinión BlackDecker BDS303

Lo mejor del BlackDecker BDS303

  • Facilidad de uso
  • Marca fiable

Lo peor del BlackDecker BDS303

  • Sin servicio postventa

Nuestra valoración

90

¿Que tener en cuenta al comprar detectores de metales?

Antes de comenzar desvelando las claves que necesitamos controlar a la hora de elegir un buen detector de metales para bricolaje, debemos de saber que hay multitud de usos y tipos de detectores de metales. En general un detector de metales es un dispositivo electrónico que permite detectar objetos metálicos mediante impulsos electromagnéticos. Entre sus múltiples aplicaciones están, militares (detección de minas), industriales (detección de cuerpos extraños en los alimentos,….), de seguridad (aeropuertos y estaciones de tren), científicas (búsqueda de objetos arqueológicos), detectoaficionados o incluso detectores de metales para móviles.

¿Qué son los detectores de metales para bricolaje?

Los detectores de metales para bricolaje son un tipo de detector de metales específicos para detectar con un alto grado de fiabilidad y seguridad la presencia de cables eléctricos, perfiles metálicos, tornillos y tuberías de agua, por lo que se utilizan en la construcción, el bricolaje y la industria civil previamente a taladrar paredes, suelos o techos.
Algunos modelos avanzados de detectores de metales para bricolaje no sólo detectan metales y electricidad, sino que además incorporan detector de madera e incluso de plásticos o PVC.
Un detector de metales para bricolaje es un aparato muy útil en casa cuando nos disponemos a taladrar una pared, ya que si no sabemos por dónde transcurren los cableados eléctricos o las cañerías nos podemos llevar un buen susto. Por ello, los detectores de metales resultan muy interesantes para el bricolaje cuando nos ponemos a taladrar, pero también cuando por cualquier motivo queremos saber lo que hay detrás de una pared. Siendo pues muy conveniente tener en casa detectores de metales y electricidad. Por su pequeño tamaño, ya que suelen ser modelos de bolsillo, puede guardarse la caja de herramientas al lado del taladro.

Los detectores de metales y electricidad de bolsillo para bricolaje, utiliza señales electrónicas para determinar la posición exacta de vigas metálicas o hilos de corriente a través de paneles de yeso, hormigón y otros materiales para hacer muros. Estos detectores de metal generalmente disponen de dos posiciones, una para la detección de metales y otra para la detección de electricidad.

Su funcionamiento es bien sencillo, basta con apretar el botón del lateral y pasar el aparato por encima del área de detección bajo la cual queremos saber si hay algo delicado, para que nos indique con una señal luminosa y acústica si estamos cerca de un cable eléctrico, un perfil metálico o una tubería de agua. Así pues, al detectar un objeto emite señales sonoras y visuales (display LED) que permiten localizar fácilmente el centro del objeto.
Dado que se trata de una herramienta para bricolaje básico, la profundidad de detección generalmente no supera los 5 cm.

Claves para elegir un buen detector de metales

  1. Multidetector

La multideteccion es la propiedad por la cual un detector está preparado para localizar distintos tipos de materiales, y lo que es más importante, distinguirlos unos de otros. Tradicionalmente, los detectores de metales han estado especializados en un solo material, haciendo muy tedioso y difícil de localizar distintos tipos de material. Es uno de los factores más importantes por la que estos aparatos habían mantenido al margen del bricolaje casero, ya que no era ni económico ni eficiente el tener varios aparatos para hacer un mismo trabajo. Sin embargo, hoy en día todos los detectores de metales para el bricolaje casero que se pueden encontrar en cualquier ferreteria online están preparados para detectar los materiales más usuales.

Los materiales que suelen detectar la mayorías de los detectores de metales son;

  • maderas y apliques de madera
  • metales ferrosos como el acero o el hierro. Usan su propiedad electromagnética de estos metales para detectarlos
  • metales no ferrosos como el cobre, aluminio o plomo
  • cableado eléctrico de baja tensión; sólo cuando está conectado, es decir cuando hay intensidad pasando por el cableado

 

  1. Tipo de calibración

La calibración de su detector le garantiza un correcto funcionamiento dentro de las especificaciones del mismo. Es por ello que es tan importante el adecuado calibramiento de nuestro aparato. El proceso de calibración en los detectores de metales consiste en ajustar los parámetros del sensor a cada tipo de material que queramos detectar o superficie donde queramos trabajar. Cada aparato tiene su forma propia de calibración, unos más complejos que otros, pero existen dos grandes clases; los de calibración manual y automática.

En la calibración manual, antes de empezar a buscar, deberemos ajustar los parámetros, comúnmente una ruedecilla, enfocando un lugar donde haya el mismo material que queremos detectar en otro lugar. En cambio, la calibración automática es tal y como su propio nombre indica. Solo tendremos que señalarle al detector que material queremos detectar y en qué superficie vamos a trabajar, y este se ajustará solo para nuestra mayor comodidad

No hay duda de cual es más ventajoso. Además con el desarrollo de estos productos ya casi no quedan modelos que sean de calibración manual en el mercado.

 

  1. Tamaño y peso

Al ser una herramienta portátil, es decir que va a estar en movimiento durante su uso, es bastante importante que no sea muy grande y que no pese demasiado. El tamaño debe ser lo suficientemente pequeño para poder ser sujetada sin esfuerzo con una sola mano, y de esta forma poder ser usada con mayor comodidad. Este es un factor en el cual casi todos los modelos coinciden y su variación es mínima de unos a otros

 

  1. Indicadores y display

Un aspecto importante a la hora de tomar una decisión de compra es como nos va a indicar nuestro aparato que hemos encontrado nuestro objetivo. Los primero a considerar es si nos va a avisar con una pequeña iluminación o con un sonido. La mayoría de los aparatos modernos cuentan con ambas, ya que al ser electrónico tiene menos problemas para integrar ambas señales.

Por otro lado tenemos la posibilidad de visualizar el proceso de detección, y para ello cada vez es más usual que los modelos están equipados con una pantalla, normalmente LCD, que nos facilita el proceso de búsqueda. En efecto, esa pequeña pantalla contiene iconos que nos irán guiando durante el proceso y nos indicaran si nos acercamos o alejamos del objetivo, así como la fuerza y fiabilidad del descubrimiento.

 

  1. Profundidad

He aquí el gran factor que sí diferencia realmente a un aparato de otro. Además es decisivo a la hora de tomar la decisión ya que dependiendo de las características del lugar habitual de bricolaje, se necesitará de unas profundidades u otras. Por ejemplo si nuestra casa es antigua, tendremos que elegir una mayor profundidad ya que las paredes suelen ser más gruesas y los materiales de construcción más pesados.

Las profundidades no son homogéneas para todos los materiales. Cada detector viene con la indicación, bastante acertada, de la profundidad máxima a la que puede detectar cada uno de los materiales especificados. Es decir que un mismo aparato no tendrá el mismo alcance para la madera que para el cobre. He aquí la importancia de saber cuál va a ser el uso más frecuente que le vamos a dar.

Además de lo dicho, las profundidades indicadas por los fabricantes, dependen de que se cumplan varios requisitos medioambientales y de superficie que pueden distorsionar los resultados y que comentamos más adelante

 

  1. Batería

La mayoría de los detectores de metales para bricolaje funcionan a pilas, es decir con baterías no recargables de 9 voltios. Conforme subimos de gama observamos que los detectores más profesionales vienen ya con una batería de litio recargable incorporada. A priori se puede pensar que una batería recargable de litio es mejor para estos aparatos, pero el bajo consumo y la presumible intermitencia en su uso doméstico, hacen más que adecuada el uso de estas pilas.

 

  1. Precisión

Este es el quid de la cuestión y lo que de verdad importa en los detectores de metales, su fiabilidad y  precisión. Por muchos accesorios, luces o diseño que tengan estas herramientas, en lo que nos debemos de centrar es su capacidad de acertar y que de lecturas coherentes. Todos los fabricantes prometen que el suyo es el más fiable y preciso, pero desafortunadamente no siempre es verdad.

Pero no os preocupéis, para eso estamos nosotros. Hemos probado los mejores detectores de metales para aficionados que puedes encontrar en las ferreterías para darte una valoración de la precisión. Dicha valoración se encuentra entre el 0, nada preciso y el 5 muy preciso y fiable.

Aparte de nuestro ranking existen varios factores ambientales que pueden poner en entredicho la fiabilidad de cualquiera de estos aparatos. Estamos hablando de factores como por ejemplo:

temperatura de la superficie. Es decir los grados  a los que se encuentra la pared a comprobar. Lo más común es que varíe entre los -20º y los + 60 aprox, con lo cual nos asegura tener pocos problemas en mediciones interiores.

Humedad: a mayor grado de humedad más impreciso se vuelve el aparato

La exposición directa al sol también puede tener consecuencias en el mal funcionamiento del aparato.

Los cambios bruscos de temperatura. Ante esta situación, la recomendación es esperar que el aparato vuelva a la temperatura ambiente

Las interferencias de otras ondas de frecuencia tipo wifi u ondas microondas. Esto podría afectar seriamente la fiabilidad de la medición y el funcionamiento en sí del aparato. Por tanto lo mejor es alejar la fuente de dichas ondas lo máximo posible del lugar de medición.

Todas nuestras mediciones se hicieron respetando estas precauciones.

 

  1. Facilidad de uso

Los detectores de metales no son aparatos que se usen todos los días, ni el común de los mortales está habituado a usarlos. Es por ello que la mayoría de los que se compran uno, lo primero que deben de hacer es leerse las instrucciones para saber cómo funciona. Una vez que te pones a usarlo te das cuenta de que no todos los detectores de metales tienen un manejo sencillo. Símbolos, mediciones extrañas y un sin fin de señales distintas son algunos de los problemas que nos podemos encontrar.

Por esta razón desde mejorcomparo.com os hemos evaluado uno a uno la manejabilidad y facilidad de los aparatos. Hemos tenido en cuenta para realizarlo los siguientes parámetros; sencillez, intuitivo, instrucciones claras.

 

  1. Accesorios

Aunque sea un tema menor, ya que no es determinante para la tarea que queremos realizar con el detector, también hay que tener en cuenta los accesorios que acompañan a cada uno de los modelos elegidos.